El trabajador multitarea no es tan productivo

El trabajador multitarea no es tan productivo

Publicidad

Estamos frente al ordenador, en la pantalla tenemos diez ventanas abiertas y ninguna para ver una puesta de sol. Nuestro propósito era escribir un artículo, editar una imagen, consultar un correo importante y enviar un presupuesto.¿Resultado? Hemos dejado sin terminar la mitad de las tareas.

Establecer una prioridad es lo importante. A veces, como un acto compulsivo tendemos a revisar el correo electrónico unas diez veces. No sirve para nada ni vamos a adelantar trabajo. Sí, llegan cada cinco minutos pero ¿es necesario revisarlos? No.

¿El empleado del mes?

Ser una persona capaz de realizar diferentes tareas suena a empleado ideal, el que toda empresa se enorgullece de tener para no invertir en muchos recursos.

¿Pero se trata de una cualidad positiva? Según los psicólogos no. Cuando un trabajador realiza tantas tareas a la vez termina por cansarse, y a largo plazo, ni siquiera puede identificar en qué proyecto tiene que apostar por otorgar más prioridad.

No es una habilidad es una necesidad

No es que a una persona le encante llevar adelante diferentes proyectos, dejado su salud y aumentando su estrés por placer. La mayoría de estas situaciones se dan porque se necesitan menos trabajadores pero el trabajo ha de salir igual.

¿Una apuesta errónea? Sí, pero una realidad como un templo en las empresas.

Si quiero que algo salga bien, mejor tener mis cinco sentidos puestos en ello. Es de lógica.

Pero esa percepción errónea de considerar un superhéroe a quien es capaz de asistir a una reunión, enviar un correo, echar un vistazo al móvil y de paso aportar una idea es totalmente la antítesis de lo que implica ser un trabajador efectivo y productivo.

En Pymes y Autónomos|¿Cómo mejorar tu productividad si tienes que trabajar con el portátil?

Imagen|Geralt

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio