9 motivos por los que los autónomos cotizan por la base mínima

9 motivos por los que los autónomos cotizan por la base mínima

Publicidad

Cuando uno entra en el RETA y empieza a pagar la Seguridad lo más habitual es hacerlo por la base mínima. De hecho la inmensa mayoría. más del 85% de estos profesionales mantienen esta base de cotización. Vamos a ver 9 motivos por los que los autónomos cotizan por la base mínima y lo que es peor, lo mantienen a lo largo de su vida laboral.

Y esto tiene diferentes inconvenientes a lo largo de la vida del autónomo, pero sobre todo a medida que se hace mayor y se acerca la edad de la jubilación. Muchos de ellos toman conciencia de lo que supone cotizar por la base mínima en caso de enfermedad o cuando alguien les hace una simulación de lo que sería su pensión de jubilación.

1. Desconocimiento

Podríamos decir que es una de las principales razones por la que los autónomos pagan la base mínima es el desconocimiento. Estamos empezando nuestro negocio, no sabemos lo que vamos a ganar y esto es un gasto, una obligación, nunca se considera una inversión en futuro. Lo peor es que muchos también desconocen que pueden cambiar la base hasta cuatro veces al año, así que no lo ajustan a la realidad de sus ingresos cuando comienza a irles bien para adecuarlo a sus ingresos reales.

2. La tarifa plana de 50 euros

Es una cifra icónica, que tenemos grabada en la cabeza. Me hago autónomo y solo pago 50 euros. Y esto solo es posible si cotizamos por la base mínima. Muchos lo utilizan a pesar de que saben que sus ingresos serán superiores y no piensan que también pueden acceder a descuentos con una base más alta. No serán 50 euros, pero pueden ser 75, 80, etc. en función de la base elegida. Se aplicará en proporción.

3. Comparamos con lo que se paga como asalariado

Si antes hemos trabajado por cuenta ajena y hemos revisado nuestra nómina estamos habituados a que el descuento de la Seguridad Social sea mucho más bajo, incluso aunque nuestra nómina sea más alta. Solo tenemos en cuenta el 4,70% de la base de cotización que nos aplican a nosotros como empleados. Y hay que tener en cuenta que el mayor porcentaje lo paga la empresa.

4. Quiero tener más dinero en el bolsillo

Mejor tener el dinero tú que lo tenga la Seguridad Social, Hacienda, etc. Se paga lo mínimo y así se cuenta con mayor liquidez, más fondo de maniobra, etc. Pero el problema es que muchas veces este dinero no se destina al ahorro, sino que se trata como si fuera un beneficio.

Hace falta más pedagogía de la Seguridad Social sobre los beneficios de cotizar por una base más alta

Esto implica que cuando llegan las vacas flacas, un impago que nos hace tener pérdidas ese mes, una baja por enfermedad, etc. no tenemos un fondo de resistencia del que podamos tirar. Y el dinero que nos gastamos alegremente ya no vuelve.

5. Mi negocio no da para más

Es otra de las frases más repetidas. En muchos casos puede que sea cierto, pero en otros no tanto. Además la mayoría de los autónomos tienen ganancias variables. Hay meses en los que puede que no de para más, pero otros hay margen y como hemos comentado se puede cambiar la base cuatro veces al año. Aunque lo cierto es que es algo que muy pocos utilizan.

6. Estoy de paso en esto de autónomos

Hoy somos autónomos, pero no vamos a serlo toda la vida. Esto piensan muchos, es algo temporal, de manera que sin darnos cuenta llevamos ya 20 años cotizando por la base mínima. Y luego esto será un problema cuando empezamos a pensar que tal vez nos toque jubilarnos como autónomos.

7. Prefiero pagarme mis propios seguros

En otros casos el autónomo es consciente de lo que paga y de las coberturas que tiene con ello. Sin embargo prefiere no poner todos los huevos en la misma cesta, prefiere pagarse su seguro de enfermedad o crearse su plan de pensiones privado e ir ahorrando por este lado. Además de esta forma puede mejorar su fiscalidad.

8. No le veo las ventajas a pagar más

Y por último están los que no le ven ventajas a pagar más. Prefieren gestionarse ellos a que lo haga el estado. Si pudieran elegir no pagarían nada como autónomos y ellos se gestionarían pensión, seguro de accidentes o de enfermedad, etc. Quieren libertad para elegir y por eso pagan lo mínimo. Es una opción legítima, un modelo que se inspira en el de Estados Unidos, pero que cuando vienen mal dadas acaba con empresas en ruinas porque su propietario ha tenido una enfermedad grave que no estaba cubierta por su seguro.

9. No se fían de la Seguridad Social

Si algo nos ha enseñado la pasada crisis es que cuando llega la época de los recortes no hay nada sagrado. Y las pensiones tampoco lo son. Las dudas sobre la sostenibilidad del sistema siembra dudas a la hora de pagar más ahora para que en el futuro no haya nada. Las cotizaciones de hoy pagan las pensiones ahora, pero ¿podrán pagarse en el futuro?

Lo cierto es que es muy complicado revertir esta tendencia de cotizar lo mínimo. Y muchos no ejercen sus opciones de cambiar la base a lo largo del año. Solo a medida que se van haciendo más mayores piensan en la jubilación y es entonces cuando deciden subir su base de cotización.

En Pymes y Autónomos | Procedimiento para modificar la base de cotización como autónomo

Imagen | walkerud97

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio