Office y el difícil tránsito a Office 365 con suscripción anual

Office y el difícil tránsito a Office 365 con suscripción anual

Publicidad

Estamos acostumbrados a pagar por una licencia de producto y nos lo quedamos toda la vida útil del mismo, que en la empresa pueden ser muchos, muchos años. Por eso creo que Office tendrá un complicado tránsito hacia Office 365, del pago único al pago por suscripción que muchas empresas valoran como menos rentable.

Claro que el problema viene también porque algunas no es que hayan pasado precisamente por caja a la hora de hacerse con sus copias. Si tenemos en cuenta el precio de una versión de Office, que incluya Outlook y Access, será casi similar al que pagaríamos por tener Office 365 unos cuantos años.

Tener o no tener la última versión de Office

Office 365 cuenta con la ventaja de que siempre tendremos la última actualización del producto, es decir, vamos a trabajar con la última versión de Office. Esto que en principio podría ser bueno porque incluye siempre mejoras, puede suponer que los usuarios tienen que adaptarse a la novedad con el consiguiente peaje a su productividad.

Pero más allá de esta cuestión, lo cierto es que los añadidos que vienen con Office 365, como el almacenamiento online en OneDrive, es una de las razones que pueden acabar de decidir a muchos por este servicio. Si necesitamos contratar espacio online y a la vez utilizamos Office en la empresa, ya tenemos un ganador.

Pagar por Office en suscripción anual

Pero también hay otras cuestiones que nos ayudan a el cambio que supone pagar por Office en suscripción anual. Una de ellas sin duda es poder disponer de esta suite de productividad en el iPad y las tabletas, que cada vez complementan más el trabajo, sobre todo el de supervisión, cuando estamos fuera de la oficina.

Por todo ello, muchas empresas están empezando a mirar con otros ojos el pago anual. Además les da la oportunidad de ajustar los costes a la actividad de sus negocios, contratando más o menos usuarios en función de su volumen de trabajo.

Es cierto que todavía queda mucho camino por hacer. No es la primera vez que comentando con alguien me ha mirado raro cuando le he dicho que he pagado por una actualización de Windows o que estoy suscrito a un servicio online. ¿Por qué pagar por Office 365 si tengo Office XP en los equipos de la oficina y me funciona bien?

Me parece una opción perfecta, pero no es para todas las empresas. Para muchas un servicio como Office 365 acaba por ahorrar mucho tiempo, tanto en la edición de los archivos, como en el almacenamiento y disponibilidad de los mismos. Claro que existen otras alternativas, podríamos hablar de usar LibreOffice y Dropbox, por ejemplo, o Google Docs y Google Drive.

Son buenas alternativas pero no lograremos el nivel de productividad que conseguimos con Office 365. Esta para mi es la clave, si vamos a tener un retorno de la inversión o no mejorando nuestra forma de trabajar y con los servicios de valor añadido acompañan a esta suite en la nube.

En Tecnología Pyme | Office 365 o Google Apps, ¿con cuál somos más productivos en las empresas?

Imagen | xuuxuu

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio