El reto de restringir el acceso a Internet en el trabajo, también desde los smartphones

El reto de restringir el acceso a Internet en el trabajo, también desde los smartphones

Publicidad

Las empresas durante años han tenido limitado el acceso a los recursos de Internet por varios motivos, el fundamental era evitar las distracciones de sus trabajadores, que de esta forma no perderían el tiempo y harían mejor su trabajo. En mi opinión un grave error. Ahora estas empresas se enfrentan al reto de restringir el acceso a Internet en el trabajo, también desde los smartphones.

Porque de nada servirá que los empleados no puedan acceder a Facebook si lo hacen desde sus propios terminales, por no hablar de aplicaciones de mensajería instantánea, otras redes sociales, juegos, etc. El smartphone se convierte de esta forma en el elemento perfecto para que el empleado pueda perder el tiempo y distraerse de forma habitual.

Si a esto le sumamos que cuenten con la típica organización en cubículos, donde el manejo de este tipo de dispositivos con discreción es más sencillo tenemos un caldo de cultivo perfecto para que la productividad caiga por los suelos. Pero no nos engañemos. Las empresas que ha limitado estos accesos seguramente no miden los resultados por productividad, sino más bien por horas trabajadas.

En este caso cual es la solución, ¿instalar inhibidores en la empresa? ¿habilitar taquillas especiales donde el empleado deposita el smartphone al inicio de la jornada laboral? Quizás sería mejor tener una delimitación claras de cuales son nuestras tareas y evaluarnos en función de su cumplimiento.

Y que el smartphone quede para los momentos de descanso, conjugando de esta forma una actividad que puede contribuir a despejar la cabeza del trabajador y ayudarle a concentrarse de nuevo a la vuelta a la actividad.

En Tecnología Pyme | ¿Es el móvil un foco de distracción en los trabajos?

Imagen | saulhm

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio