Si soy bueno, ¿por qué cobro tan poco?

Si soy bueno, ¿por qué cobro tan poco?

Publicidad

Partiendo de la premisa de que afirmar que uno es bueno en su trabajo puede ser tachado de arrogante, la realidad nos dice que existen buenos profesionales, y normalmente no están ni en el puesto que merecen ni cobran un sueldo digno. Eso sí, les regalan los oídos con la manida frase: "eres muy bueno", eso con suerte.

Este artículo que parece una obviedad como un templo, refleja el sentir de muchos trabajadores. Tal vez no dirijan una multinacional, pero si se esfumaran del mapa, la vida del dueño de esa gran empresa se vería afectada. Son los buenos profesionales anónimos que hacen el trabajo quizás invisible para algunos pero de gran utilidad.

Esta reflexión no es nueva, David Graeber,pone como ejemplo que si desaparecieran: bomberos, dependientes de tiendas, conductores de autobuses, barrenderos, mecánicos, enfermeras, profesores... el mundo se tambalearía. Sin embargo, si desaparecieran del mapa: consultores políticos, 'gurús' del marketing, etcétera, el mundo seguiría funcionando.

Pero, son precisamente esas profesiones con un halo de poca utilidad las que están mejor pagadas y casi diría que bien valoradas.Al fin y al cabo su trabajo no es productivo ni genera nada de valor. Sobre todo, si nos referimos a los falsos gurús y a los asesores que sólo están para hacer bulto.

La frustración de muchos empleados que no ven recompensado su esfuerzo con un sueldo digno se da de bruces con una realidad que vive de trabajos de postureo. Aportan poco pero hacen mucho ruido y son visibles sobre todo en internet.

La conclusión es que cuanto más necesario es tu trabajo, menos en cuenta se te tiene a nivel salarial.

Con anterioridad se han citado profesiones que menciona el profesor, pero tal vez la tuya, o la mía conlleven esfuerzo y muchas horas de trabajo.

El problema ha sido la llegada de los expertos en 24 horas. Gracias a un curso o a su talento natural, pueden hacer de todo sin poseer las competencias mínimas necesarias. Cobran menos y desprestigian tu sector.

Luego existe la figura del que está en el puesto más alto pero son los curritos los que le hacen todo el trabajo, él se dedica a asistir a reuniones y a leer informes o hacer presentaciones que le preparan un grupo de trabajadores a los que desprecia.

Llegó el momento de reflexionar sobre si merece la pena permanecer en un empleo donde sólo se te dice que eres maravilloso pero eso no se ve traducido a fin de mes en forma de sueldo digno.

En Pymes y Autónomos|España en el podio de la UE de trabajadores con contrato parcial que quieren más horas

Imagen|Stevepv

Temas
Publicidad

Te puede interesar

Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio