Campaña de Navidad, cuando tu negocio se lo juega a una carta

Campaña de Navidad, cuando tu negocio se lo juega a una carta

Publicidad

Las ventas de Navidad son la tabla de salvación para muchos negocios. Una parte fundamental de la facturación anual se juega en estos meses de final de año al que se unen otras importantes campañas. Cada vez la competencia es más dura. Por eso improvisar no es una opción y hay que planificar la campaña de Navidad adecuadamente.

Empezando por estudiar correctamente los tiempos. ¿Nos interesa unirnos a una campaña tipo Black Friday? Es el banderazo de salida. Para muchos clientes ya está implantado desde hace unos años y esperan descuentos para ahorrar algo de dinero. Es cierto que se puede utilizar como reclamo, o para contrarrestar a la competencia, pero no a costa de perder margen de beneficio.

Después es fundamental analizar a la competencia, tanto a los negocios que atraen a nuestros clientes en la misma ciudad, como en Internet. Hay que ofrecer un valor diferencial, para que un cliente venga a comprar unas zapatillas de running en nuestra tienda en lugar de ir a buscarlas a Internet, por ejemplo.

Los pequeños comercios son más que nunca prescriptores, que ayudan a sus clientes a elegir en una oferta cada vez más amplia. Son una forma de combatir la infoxicación, el exceso de información de los clientes, que muchas veces se encuentran perdidos a la hora de elegir. Y necesitan un experto. Por eso es fundamental empollarse bien el catálogo de productos que tenemos.

A la vez, en Navidad muchas veces es la oportunidad de crear comunidad en torno a nuestra actividad. Se trata de que los clientes se sientan vinculados al negocio, donde están en contacto con otros con los que comparten algo en común. No es fácil lograrlo, pero siempre es mejor tener amigos que clientes.

Y por supuesto es necesario que nuestras redes sociales funcionen, como una parte fundamental a la hora de mejorar la difusión de todas las acciones que estamos tomando. Es mucho trabajo el que se necesita para tener éxito, y el tiempo escasea. Esto no implica dejar abandonadas las redes sociales para los momentos valle, en los que no vamos tan apretados.

Imagen | Wokandapix

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio