Trabajar sin jefes, la holocracia se impone en las empresas en verano

Trabajar sin jefes, la holocracia se impone en las empresas en verano

Publicidad

Hace ya bastantes años que se habla de la holocracia como sistema para la toma de decisiones y funcionamiento de las empresas. Hay ejemplos positivos y también negativos de esta forma de organización más horizontal, más colatorativa y donde el papel del jefe se diluye un tanto. Y esto mismo es lo que ocurre en muchas empresas durante el verano, cuando los jefes se marchan de vacaciones.

En muchas pequeñas empresas cuando se marcha el jefe de vacaciones no hay nadie que mande más que nadie, sino que todos se coresponsabilizan a la hora de asumir sus responsabilidades. Cada departamento se hace responsable de su buen funcionamiento, pero también de coordinarse con el resto para que trabajen de forma adecuada.

A esto ayuda en muchos casos que el jefe no delega durante gran parte del año, a pesar de las peticiones de muchos de sus subordinados. Es una cuestión personal, donde los empleados se motivan más para demostrarle que no solo pueden funcionar de forma autónoma, sino que muchas veces incluso con mejores resultados que teniendo siempre a alguien controlando pegado a nuestro cogote.

Lo ideal sería que el sistema no fuera solo una anécdota y cuando el jefe retorna a su puesto todo vuelva a ser como antes. Sería necesario sacar conclusiones. Tenemos un personal en el que podemos confiar, que sabe como tiene que hacer su trabajo, están comprometidos, motivados y sin embargo muchos jefes no están dispuestos a delegar su poder.

La cuestión es que muchos tienen que sentirse imprescindibles. Es su razón para llenar su vida con la empresa, para justificar sueldos desorbitados o un poder de decisión ilimitado, que no podrían ejercer si los demás ya hacen su trabajo de forma autónoma. En lugar de concentrarse en motivar, en hacer equipo, muchas veces su labor es la contraria. Meter miedo, impedir toda toma de decisión autónoma.

No se trata tanto de implantar la holocracia como de ver las** bondades que este sistema de gobierno **plantea en las empresas. A pesar de la obligada reestructuración de funciones, de una mejor planificación o diseño de los departamentos para que todos asuman su tarea de forma más eficaz sin que el jefe esté siempre ejerciendo de gran hermano.

En Pymes y Autónomos | La holacracia o la ausencia de jerarquías en la empresa... ¿Una utopía?

Imagen | Ryan McGuire

Temas
Publicidad

Te puede interesar

Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio