¿Dónde tenemos más distraciones, si trabajamos en la oficina o desde casa?

¿Dónde tenemos más distraciones, si trabajamos en la oficina o desde casa?

Publicidad

Cuando se habla del teletrabajo uno de los principales inconvenientes que se argumentan en su contra es las distracciones que sufren los empleados en su casa. Da la impresión de que se trata a los empleados como a niños de colegio, incapaces de responsabilizarse de sus tareas, que al fin y al cabo es lo que importa. Pero sobre todo, como si en el entorno de la empresa no existieran distracciones.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que en gran medida depende de uno mismo y la capacidad de concentración que tenga poder trabajar de forma eficiente, tanto en la oficina como en casa. Y de su propia responsabilidad. No tener al jefe delante para que el parón del desayuno se pueda alargar cinco minutos más, o media hora más, no implica que cuando volvamos a nuestra mesa las tareas que tenemos delante se hayan resuelto.

Las rutinas nos ayudan a manejar los tiempos de trabajo

Lo que nos da un entorno de oficina es una rutina. Un horario de entrada, de pausas, de salida que te obliga a establecer unas pautas de trabajo para que las tareas no se acumule. Es esa libertad la que puede confundir en muchos casos a los empleados cuando una tarde hacen lo mismo que en la empresa, pero desde su casa.

Puede que los primeros días seamos un poco más anárquicos, pero al poco tiempo seremos nosotros mismos los que hemos creado nuestras propias rutinas de horarios para intentar optimizar nuestro tiempo de trabajo y de descanso. La flexibilidad es una cuestión que debemos utilizar en nuestro propio beneficio.

El espacio de trabajo también es importante

Pero también será importante el espacio de trabajo que tenemos en casa. Si no nos queda más remedio que trabajar en una zona común, donde otros miembros de la familia van a estar pasando, viendo la tele, etc. será más fácil trabajar en horas donde estamos solos, evitando estas distracciones.

Pero tampoco es muy diferente a un entorno de oficina abierta, donde los compañeros se levantan, van a por un café, al baño, se levantan para comentar algo, etc. Al fin es gente a nuestro alrededor que en ocasiones reclama nuestra atención y nos distrae de nuestra tarea.

Saber gestionar las interrupciones es necesario tanto en la oficina como en casa

Lo que si es importante es que el espacio de trabajo en casa se mantenga ordenado. Es habitual ir acumulando cosas en la mesa que hacen más complicado poder centrarnos. Lo mismo podríamos decir de la mesa de la oficina, pero por lo general se mantiene más ordenada, sobre todo si tenemos visitas, clientes que pasan por la empresa, etc.

Si tenemos un despacho, en casa o en la empresa las distracciones son menos. Estamos en una habitación, basta con cerrar la puerta. Lo que no podremos evitar muchas veces son las interrupciones, las llamadas de clientes que nos pasan. En nuestra casa puede que sean menos, pero hoy en día con los móviles tampoco nos escapamos.

Trabajar a distancia es una herramienta más

Por lo tanto las distracciones por trabajar en casa no tienen que ser más que las que sufrimos en nuestra oficina. El teletrabajo es una herramienta más hoy en día. Solo tenemos que aprender a sacarle el mejor partido, adaptarla a nuestras rutinas y gracias a la flexibilidad que nos aporta hacernos la vida más fácil.

Porque al final de eso se trata, de poder conciliar vida laboral y personal, de que tanto la empresa como el trabajador salgan ganando. Hay trabajadores que no logran concentrarse, encontrar su espacio sin que nadie les moleste e interrumpa.

Algunos prefieren desplazarse a la oficina para trabajar incluso en fin de semana. Se sienten más cómodos en su entorno habitual, mientras que la conexión desde casa les resulta extraña. Pierden tiempo en el desplazamiento, pero lo recuperan con la tranquilidad de saber que podrán realizar todo el trabajo sin problemas.

En Pymes y Autónomos | Por qué es necesaria una regulación del teletrabajo

Imagen | fancycrave1

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Inicio