El cese de actividad sigue sin cambios; a pesar de los compromisos, el paro del autónomo sigue siendo muy difícil

El cese de actividad sigue sin cambios; a pesar de los compromisos, el paro del autónomo sigue siendo muy difícil

Publicidad

Comenzó el año con un aumento de la base de cotización y de las coberturas obligatorias para los autónomos. Cinco euros más al mes para quienes cotizan por la base mínima, con el compromiso del Gobierno de un acceso más sencillo a las coberturas de cese de actividad y de contingencias profesionales, una demanda que se puso sobre la mesa en las negociaciones y que, finalmente, había salido aprobada por el Gobierno.

Sin embargo, tal y como se recoge en Territorio Pyme, y como se podía prever, aunque el autónomo ya está obligado a cotizar por cese de actividad, las condiciones para acceder a esta cobertura no se han modificado. En la actualidad, son las siguientes:

  • Estar afiliado y en situación de alta en la Seguridad Social (S.S.), tener cubierta la contingencia por cese de actividad y estar al corriente en el pago de las cuotas de autónomos.
  • Contar con un período mínimo de cotización por cese de de actividad de doce meses continuados e inmediatamente anteriores al cese.
  • Que el cese en la actividad desarrollada por el trabajador se deba a los motivos del art. 331 del TRLGSS y sean debidamente justificados.
  • Suscribir el compromiso de actividad para el mantenimiento de la prestación.
  • No haber alcanzado la edad de jubilación.
  • Que no concurra ninguna de las incompatibilidades previstas en el art. 342 del TRLGSS.

A pesar de que en las próximas semanas se pondrá en marcha la creación de un comité que ponga sobre la mesa todas las demandas de los autónomos, por el momento las condiciones de acceso a algunas coberturas siguen siendo demasiado restrictivas.

De hecho, en caso de no modificarse estos requisitos, el superávit derivado de las coberturas por cese de actividad continuará sin repercutir en bienestar para el autónomo. No hay que olvidar que, hasta el año pasado, la Seguridad Social obtuvo 126 millones de euros de superávit solo por cese de actividad por la dificultad para acceder a esta prestación.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio