Omnicanalidad, la estrategia a seguir por el comercio al por menor en los próximos años

Omnicanalidad, la estrategia a seguir por el comercio al por menor en los próximos años

Publicidad

El Retail Forum 2018 se celebrará el 21 de marzo en el IFEMA de Madrid. Pero antes de dicha fecha han avanzado las principales conclusiones del tercer estudio de tendencias del sector. Y parece que la omnicanalidad es la estrategia a seguir por el sector del comercio al por menor en los próximos años. Al menos eso es lo que han declarado un 92% de los 110 encuestados, asistentes y ponentes de anteriores ediciones.

La máxima prioridad en los próximos tres años será la integración omnicanal, mientras que solo el 8% centrará su estrategia en la tienda física. El objetivo para un 58% de ellos será personalizar más todavía el producto o servicio, mejorar la experiencia del usuario digital, para uno de cada dos de ellos o identificar al cliente único para un 40%. También mejorar la experiencia desde el móvil para un 35%.

Respecto a las prioridades para mejorar la experiencia de la venta online, el 65% considera que el cumplimiento de los plazos es lo más importante. El 58% cree que es necesario tener varias opciones de entrega, incluyendo también la posibilidad de entrega el mismo día. El objetivo además de vender online es que la onmicanalidad facilite que el cliente venga a la tienda además de comprar online.

Lo cierto es que muchas veces estas palabras que están tan de moda en el mundo del marketing o los negocios son del todo desconocidas para el pequeño comercio. Incluso aunque hagan uso de ellas. Son muchos los comercios que aprovechan WhatsApp como canal de venta o de consulta, que atiende por este canal a sus clientes. Incluso ahora que tienen la posibilidad de utilizar WhatsApp para empresas podrían potenciar todavía más este canal.

En el ámbito cercano de mi ciudad, negocios que no son especialmente tecnológicos sacan un gran partido a esta cuestión. Desde la carnicería del barrio donde se admiten encargos por WhatsApp a los clientes habituales, nos remiten ofertas a la tienda de repuestos de automóvil especializada, donde sus clientes, fundamentalmente talleres, han derivado la mayor parte de sus consultas por esta vía al ser más efectiva.

En ninguno de los dos casos anteriores tener una web, tienda online o una página de Facebook les hubiera dado tan buen resultado. Por eso cada comercio debe intentar ver qué canal es el más utilizado por sus clientes y aprovecharlo para tratar de fidelizarlos. No hay que obligar a utilizar algo que no quieren, sino más bien poner las cosas fáciles.

En Pymes y Autónomos | La lucha de precios en Internet y el showrooming, las amenzas del comercio local

Imagen | Foundry

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio