Autónomos pobres y autónomos ricos, ¿a quién beneficia la cotización por ingresos reales?

Autónomos pobres y autónomos ricos, ¿a quién beneficia la cotización por ingresos reales?

Publicidad

Durante el día de ayer en el acto inaugural del curso "Nuevos retos para autónomos y emprendedores", la Ministra de Trabajo afirmó que no es razonable que un autónomo con ingresos de 150 euros tenga que pagar la cuota de 300. De este modo se abre a la posibilidad de acabar con la elección de base de cotización. Pero ¿a quién beneficia la cotización por ingresos reales?

Lo cierto es que tres de cada cuatro autónomos cotizan por una base que de está por debajo de sus ingresos. Esto significa que pagan menos, pero también menos prestaciones. En principio la idea de Magdalena Valerio es que se cotice por los ingresos reales llegando a un acuerdo con todas las partes, algo complicado ya que no hay unanimidad en este sentido.

Los más beneficiados serían todos los autónomos que tienen ingresos reales por debajo de esa cifra que marca la base de cotización, 932,70 euros cuando mañana entren en vigor los nuevos presupuestos. Estos profesionales serían los que verían una rebaja en sus cotizaciones, es decir, acabarían pagando menos de lo que pagan actualmente.

Por otro lado también sería un aliciente para aquellos que directamente están en la economía sumergida porque saben que su trabajo no les deja más de 300 o 400 euros mensuales y no van a crecer a corto o medio plazo en ingresos, que en muchos casos solo son autónomos a tiempo parcial. Cotizar por ingresos reales abriría una puerta a recaudar más por esta vía.

Lo más perjudicados serían estos tres de cada cuatro autónomos que tienen más ingresos de la base mínima. Ellos serían los que tienen que hacer frente a una cuota mensual más elevada. A cambio el gran beneficio que obtendrían sería una mayor pensión de jubilación y una mejor cobertura en caso de enfermedad o accidente laboral.

Se establecería la cuota en función de los ingresos, no futuros ya que no saben lo que van a facturar, con una serie de tramos, según la estimación objetiva de los ingresos del año anterior. La cotización se podría ser trimestral y regularizar en función de los ingresos en un momento determinado del año.

Pero sin duda la gran beneficiada por este sistema sería la propia Seguridad Social, que a corto plazo vería como recauda más. En el medio y largo plazo está claro que la pensión media de los autónomos subiría y tendría que hacer frente a más obligaciones.

En Pymes y Autónomos | 9 motivos por los que los autónomos cotizan por la base mínima

Imagen | Ministerio de Trabajo

Temas
Publicidad

Te puede interesar

Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio