Algo estamos haciendo mal cuando una tasa del 41% de parados de larga duración parece buena noticia

Algo estamos haciendo mal cuando una tasa del 41% de parados de larga duración parece buena noticia

Publicidad

Un reciente estudio de Randstad ha puesto su atención en analizar los parados de larga duración. Se analizan las series desde 2008 del INE. El resultado es que la tasa es de 40,7% de parados que llevan más de 24 meses sin posibilidad de acceso a un empleo. Y esto supone la cifra más baja de los últimos cuatro años.

Y está claro que aquí hay algo que no funciona, ya que cuando empezó la crisis económica en 2009 se registró la tasa más baja de desempleados de larga duración, con un 10,2%. Esto nos da una idea de como el desempleo se ha convertido en un pozo del que es muy difícil salir una vez que se pierde el trabajo.

Los que lo tienen más complicado son los parados mayores de 45 años, donde para esta franja de edad suponen el 54,4% del total de los desempleados de larga duración. Si hablamos de cifras totales, en el segundo trimestre de 2017 el número de parados de larga duración se sitúa en 1.593.100, un 18,7% menos que una año antes.

Son aquellos que tienen una menor preparación los que tienen más dificultades para reincorporase al mercado laboral. El 44% de los desocupados que llevan más de dos años sin trabajar tienen educación básica. Algo que personalmente me llama la atención, dado que uno de los motores económicos de la recuperación y el empleo es el turismo, donde la hostelería es uno de los sectores que más mano de obra demanda, no precisamente cualificada.

Por autonomías, son Asturias y Extremadura las que tienen una tasa más alta de desempleados de larga duración con un 49 y 48,6% respectivamente. En el lado opuesto se encuentran Navarra con un 31,2% y Baleares con un 20,6% de tasa. A nivel absoluto, son Andalucía y Cataluña los que tienen un mayor número de parados de larga duración.

Y lo peor de todo es que esto en un momento de crecimiento económico, de récord en un sector como el turismo, que arrastra mucho empleo, tanto directo como indirecto, es una mala noticia. La recuperación económica está dejando a mucha gente atrás, los mayores de 45 años, que cada año que pasa tienen un poco más difícil reincorporarse al mercado laboral.

En Pymes y Autónomos | El plan PREPARA se proroga de forma extraordinaria hasta abril de 2018

Imagen | niekverlaan

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio